miércoles, 10 de enero de 2018

El manifiesto de la Deneuve


Resultado de imagen para Belle de jour

Un manifiesto publicada en el diario Le Monde, firmado por personalidades de la cultura francesa, entre ellas la actriz Catherine Deneuve, icono del cine francés. La publicación provocó diversas reacciones en Francia y otros países, lo que ha puesto de manifiesto que existen visiones contrapuertas de las formas de violencia sexual, sin dejar de reconocer que la violencia de género (no solo contra mujeres, sino personas trans u otros que asumen elecciones sexuales no “tradicionales”) es una conducta que debe ser erradicada de la sociedad humana. Dicho esto, hay que reconocer que también existen excesos entre quienes quieren producir cambios, circunstancias que son aprovechadas por fundamentalistas morales tipo “Dios, patria y Familia”, para buscar una legitimidad que no poseen; así la libertad sexual podría ser limitada ya que su expresión puede ser “ofensiva” o asociarse a violencia de género.
Estas formas de ser “políticamente correcto” esconden traumas que harían las delicias de generaciones de terapistas. Pero no pretendo realizar un análisis sociológico del tema sino presentar en una forma mas textual este menifiesto.

El manifiesto completo:
La violación es un crimen. Pero el coqueteo insistente o torpe no es un crimen, ni la galantería es una agresión machista.
Como resultado del caso Weinstein, ha habido una conciencia legítima de la violencia sexual contra las mujeres, particularmente en el lugar de trabajo, donde algunos hombres abusan de su poder. Ella era necesaria. Pero esta liberación de la palabra se convierte hoy en su opuesto: ¡Nos ordenan hablar, a silenciar lo que enoja, y aquellos que se niegan a cumplir con tales órdenes se consideran traidoras, cómplices!
Pero es la característica del puritanismo tomar prestado, en nombre de un llamado bien general, los argumentos de la protección de las mujeres y su emancipación para vincularlas a un estado de víctimas eternas, pobres pequeñas cosas bajo la influencia de demoníacos machistas, como en los tiempos de la brujería.
Supresiones y acusaciones
De hecho, #metoo ha provocado en la prensa y en las redes sociales una campaña de denuncias públicas de personas que, sin tener la oportunidad de responder o defenderse, fueron puestas exactamente en el mismo nivel que los delincuentes sexuales. Esta justicia expedita ya tiene sus víctimas: hombres sancionados en el ejercicio de su profesión, obligados a renunciar, etc.; mientras que ellos solo se equivocaron al tocar una rodilla, tratar de robar un beso, hablar sobre cosas “íntimas” en una cena de negocios, o enviar mensajes sexualmente explícitos a una mujer que no se sintió atraída por el otro.
Esta fiebre para enviar a los “cerdos” al matadero, lejos de ayudar a las mujeres a empoderarse, en realidad sirve a los intereses de los enemigos de la libertad sexual, los extremistas religiosos, los peores reaccionarios y los que creen -en nombre de una concepción sustancial de la moralidad buena y victoriana- que las mujeres son seres “separados”, niñas con una cara de adulto, que exigen protección.
Del otro lado, se convoca a los hombres a encontrar, en lo más profundo de su conciencia retrospectiva, un “comportamiento fuera de lugar” que podrían haber tenido hace diez, veinte o treinta años, y del cual deberían arrepentirse. La confesión pública, la incursión de fiscales autoproclamados en la esfera privada, que se instala como un clima de sociedad totalitaria.
La ola purificadora parece no conocer ningún límite. Allí, censuramos un desnudo de Egon Schiele en un póster; pedimos la eliminación de una pintura de Balthus de un museo con el argumento de que sería una apología de la pedofilia; en la confusión del hombre y la obra, pedimos la prohibición de la retrospectiva de Roman Polanski en la Cinémathèque (Cinemateca Francesa) y obtenemos la postergación de la muestra dedicada a Jean-Claude Brisseau. Una académica considera que la película de Michelangelo Antonioni Blow-Up es “misógina” e “inaceptable”. A la luz de este revisionismo, ni John Ford (La prisionera del desierto) ni incluso Nicolas Poussin (El rapto de las sabinas) quedan a salvo.
Los editores ya piden que los personajes masculinos sean menos “sexistas”, que hablemos de sexualidad y amor con menos desproporción, o que garanticemos que el “trauma experimentado por los personajes femeninos” sea ¡más obvio! ¡Al borde del ridículo, un proyecto de ley en Suecia quiere imponer un consentimiento explícitamente notificado a cualquier candidato para tener relaciones sexuales! En cualquier momento dos adultos que quieran dormir juntos consultarán primero en una “aplicación” de su teléfono un documento en el que estarán debidamente enumeradas las prácticas que aceptan y las que rechazan.
La libertad indispensable para ofender
El filósofo Ruwen Ogien defendió una libertad de ofensa indispensable para la creación artística. De la misma manera, defendemos una libertad para importunar, indispensable para la libertad sexual. Ahora estamos suficientemente advertidas para admitir que el impulso sexual es por naturaleza ofensivo y salvaje, pero también somos lo suficientemente clarividentes como para no confundir el coqueteo torpe con el ataque sexual.
Sobre todo, somos conscientes de que la persona humana no es monolítica:una mujer puede, en el mismo día, dirigir un equipo profesional y disfrutar siendo el objeto sexual de un hombre, sin ser una puta ni una vil cómplice del patriarcado. Puede asegurarse de que su salario sea igual al de un hombre, pero no sentirse traumatizada para siempre por un manoseador en el metro, incluso si se considera un delito. Ella incluso puede considerarlo como la expresión de una gran miseria sexual, o como si no hubiera ocurrido.
Como mujeres, no nos reconocemos en este feminismo que, más allá de la denuncia de los abusos de poder, toma el rostro del odio hacia los hombres y la sexualidad. Creemos que la libertad de decir no a una propuesta sexual no existe sin la libertad de importunar. Y consideramos que debemos saber cómo responder a esta libertad para importunar de otra manera que encerrándonos en el papel de la presa.
Para aquellas de nosotras que hemos elegido tener hijos, creemos que es mejor criar a nuestras hijas para que estén informadas y sean lo suficientemente conscientes como para vivir sin intimidación ni culpabilidad.
Los incidentes que pueden tener relación con el cuerpo de una mujer no necesariamente comprometen su dignidad y no deben, por muy difíciles que sean, convertirla necesariamente en una víctima perpetua. Porque no somos reducibles a nuestro cuerpo. Nuestra libertad interior es inviolable. Y esta libertad que valoramos no está exenta de riesgos o responsabilidades.


PD. En su momento fuí uno de los tantos que se ratoneo con la Catherine Deneuve actriz protagonista de “Belle de jour”, ahora me deleito con el pensamiento de una extraordinaria mujer.




lunes, 1 de enero de 2018

¡¡¡ Feliz 2018 !!!


Resultado de imagen para feliz año


Para no desentonar con la costumbre, hay que desear que el próximo año sea mejor que el que pasó. Pero ¿Hay razones para suponer que el 2018 será mejor que el 2017?
Creo que el 2018 tendrá crecimiento económico, pero no desarrollo económico; lo que en buen romance significa que va a haber mas plata dando vueltas, pero no va a ir a los bolsillos de la mayoría de la gente.
Posiblemente haya mayor presupuesto para acción social, pero la conflictividad social será mayor. La convivencia política será mas difícil y lo que se ha dado en llamar “la grieta” crecerá.
El gobierno ha convertido al “gradualismo” en una práctica rutinaria: gradualismo de reducción del gasto público, gradualismo en la aplicación de medidas para paliar la inseguridad, gradualismo en el tratamiento de la marginalidad (no la confundamos con pobreza, de la pobreza se sale con plata, para salir de la marginalidad se requiere mucho mas), gradualismo en el re ordenamiento del estado, en síntesis gradualismo para todo.
Pero como toda receta mágica que dice servir para todo, suele producir mas problemas que los que soluciona.
La solución gradual de los problemas económicos fruto de los desajustes de las principales variables: inflación, déficit fiscal, desempleo (acá sin hacer la trampa de poner como empleados a los asistidos en cooperativas de trabajo o despedidos que se inscriben en el mono tributo para poder hacer changas), endeudamiento externo, déficit de balanza económica (sin el truco de no incluir el endeudamiento), encarecimiento del crédito, etc.; tiende a reducir el impacto de cualquier ajuste (ortodoxo o heterodoxo), pero prolongar el desajuste genera que los decisores económicos busquen opciones de corto plazo, alta rentabilidad y bajo riesgo (la inversión busca colocaciones financieras especulativas y el consumo compras baratas en el exterior).
El gasto social, que ha superado el de presupuestos anteriores, no ha producido cambios significativos en el tejido de los sectores marginados. Allí, se sigue viendo las viejas políticas de asistencialismo, la intervención de “mediadores sociales” (una nueva clase de lumpen que en nombre de la ayuda social medran recursos sin cambiar las condiciones estructurales de la marginalidad), la ineficacia de los gestores sociales, la ineficiencia en la administración del gasto social (medido en porcentaje de los TODOS los gastos de gestión respecto del gasto total) y sobre todo que nada o muy poco realmente cambia en las estructuras sociales de los marginados.
La gestión del estado presenta claros y sombras, personas con una gran capacidad de gestión rodeados de segundas líneas ineficaces, o personas con nula capacidad de gestión al frente de segundas líneas muy preparadas; pero en resumen el saldo de la gestión es escasamente suficiente. En seguridad se ha mantenido estructuras y metodologías de anteriores administraciones, que ya fracasaron. En medio ambiente, no se ha visto que se haya hecho nada. En educación se sigue con muchas ideas y pocas realizaciones concretas que cambien de forma radical un deterioro a todas luces innegable. En defensa el saldo es evidentemente negativo, aún sin traer a colación el hecho del ARA San Juan. En administración de justicia, suele haber mas anuncios de cambios que cambios concretos. Sin dejar de reconocer una mejora en la transparencia de la gestión en muchos sectores, los conflictos de intereses que se han producido hacen fracasar aquella premisa que no solo hay que ser honesto, sino que hay que parecer ser honesto. Como síntesis de la gestión de gobierno se podría decir aquello de que “el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones” y la gradual mejora de viejos problemas termina diluyéndose en los nuevos problemas.
Un último aspecto del actual gobierno es la cultura, entendida esta como forma de ser de la sociedad y no como hecho artístico. La sociedad está inmersa en una gran crisis de valores, donde el pragmatismo materialista desplaza a la ética, el relativismo se impone a una escala de valores basados en ciertas creencias firmes (que no tienen que ser uniformes o iguales para todos), la mediocridad de los objetivos personales (mayoritariamente consumistas) impide la búsqueda de metas trascendentes, la violencia irracional remplaza al debate y la aceptación de las diferencias, la convivencia armónica se empaña por clasismo y racismo, la pérdida progresiva de valores trascendentes, sean estos religiosos o laicos y por sobre todo la pobreza intelectual que se instala en todos los niveles sociales, haciendo realidad el planteo de José Ingenieros en su obra “El hombre mediocre”.
Todo esto, amigo lector, es con lo que nos puede joder la vida el gobierno para el año próximo, por eso les deseo, que disfruten con, y a, sus seres queridos, que disfruten, si pueden, hacer aquello que aman (trabajo, hobby, deporte o arte), que disfruten pensar y amar, y que no les falte un amigo y algo de tiempo para compartir cosas; así podrán pasar en FELIZ 2018.




viernes, 18 de agosto de 2017

In memoriam


Ayer mismo me enteré por el facebook de un compañero, que te habías ido y cuando terminé de dar clases pasé a despedirme, que es un decir porque los que alguna vez militamos juntos formamos parte de los recuerdos que nos van a acompañar siempre. Fue solo un rato, ni busqué gente conocida solo uno o dos saludos y el pésame de rigor.
Teníamos ideas distintas pero intereses comunes: primero la gente; veníamos de historias distintas pero soñábamos que podría hacerse realidad un futuro con justicia social, independencia económica y soberanía política.

En el tiempo que nos conocimos, pudimos congeniar en un proyecto común, el del entrañable Victor Benamo y un peronismo con raíces en el pasado y pensamiento en el futuro. Por esos azares de la vida llegaste a concejal desde un lugar en la lista que pocos llegan, pero la honraste como si hubieras sido el primer candidato, nos buscaste a todos los que teníamos proyectos y los presentaste en el Consejo Deliberante, pocos lo hubieran hecho, ya que el interés era que no se hicieran olas.

Cuando varios pensamos en romper con el partido vos honraste tu palabra de no “sacar los pies del plato” y seguir en el Partido Justicialista, aunque desde allí solo te denostaban. Cumpliste con la palabra de un “Guardia de Hierro”, lo que que te enalteció, estuviera yo de acuerdo o no; las diferencias nunca deberían superar los límites éticos y/o morales.

Poco oí en los medios de mucho que hiciste, que no eran grandes cosas, pero eran muchas; siempre te lo reconocí y siempre me lo reconociste, lo que hizo que siempre que nos vimos nos hiciéramos un rato para charlar y despedirnos con un “hasta luego compañero”.

No quiero escribir un obituario de tu muerte, solo decir que fuiste de los tipos que me hizo sentir orgulloso por llamarme “compañero”. Hasta siempre compañero René Bustos.


lunes, 14 de agosto de 2017

¿Perdió Cristina?


Resultado de imagen para urnas electorales



Supongamos que alguien me contratara para que maneje una elección en la que uno de los dos candidatos que tiene la mayor intensión de voto no gane ¿Que haría?

En primer lugar, hay una tarea en el actual proceso electoral donde se puede intervenir sin que se sospeche de fraude, y es en el proceso de recuento de votos. Actualmente, los telegramas de cada mesa que el correo envía al centro de cómputos son distribuidos en forma aleatoria a dos personas que están cargando los datos, si la carga de ambos coincide, o si la diferencia es de menos de 4 votos, se prueba a carga de de datos de esa mesa y pasa a una inspección previa a la incorporación el sistema de conteo de votos.

En mi caso tomaría el programa que envía los datos desde la aprobación por coincidencia y lo modificaría para que agregue votos si el candidato a ganar pierde o reste votos del candidato a perder. En el primer caso si gana tomo mas votos para el candidato a ganar y le resto del candidato a perder. Si no se superan los 4 votos por mesa la mesa no está impugnada. Si tomamos 35.000 mesas a 4 votos por mesa se maneja un caudal de 140.000 votos, que representa casi el 1,5% de un total de 9.000.000 de votos, pero como se suma y se resta se tiene un 3% de diferencia si lo que se agrega a un candidato se lo resta a otro.

Si esto no alcanzara, modificaría el programa que envía los votos para su aprobación previa al ingreso al conteo. Para ello ordenaría los votos por diferencia entre el candidato a ganar y el candidato a perder e impugnaría la mesa modificando la carga para que haya una diferencia de mas de 4 votos. De este modo una diferencia de mas de 3 puntos se puede modificar computando el 97% de los votos que no incluyan las mayores diferencias por impugnación de la carga de datos.

Hasta aquí un ejercicio de imaginación tecnológica, aunque creo que en un país donde la imaginación al servicio de las trampas es importantísima, muchos mas lo deben haber pensado y porque no, intentado ponerlo en práctica.

Volviendo a la realidad, lo que sucedió en las PASO de ayer, señala que Cambiemos cuenta con un apoyo ciudadano mayor de lo que muchos suponíamos. Esto legitima electoral mente el gobierno de Macri, y aleja el fantasma, o la ilusión, de la ingobernabilidad. Allí, es donde pierde Cristina frente a Cambiemos, pero mas que nada pierde frente al PJ, ya que el voto a Cambiemos quebró territorios considerados exclusivos del Kirchnerismo y del PJ.

Pero Cristina podría ganar con un gesto de resignación a su candidatura, algo que no está en su naturaleza política. Pero no abandonar para quitarle legitimidad a su oponente, como hizo Menem. Si Cristina bajara su candidatura a Senadora y pidiera votar a Massa, la naturaleza y cantidad de votos consagraría a Massa como ganador frente a Cambiemos, pero el triunfo no le pertenecería y el gobierno perdería la elección ante un frente opositor de origen peronista. Sería un triunfo pirrico, pero Cristina emergiría como la candidata a 2019.

En fin, lo que deja una elección con gusto amargo, es que muchos no vimos que la asistencia fue mayor a la esperada, el resultado no fue el esperado, vuela cierta sospecha de panquequeo en el territorio y se confirmó que el único pronóstico que se cumplió fue el del Servicio Meteorológico.






miércoles, 9 de agosto de 2017

¿Que va a pasar en las PASO?

Resultado de imagen para paso 2017


Como suele ocurrir previamente en las últimas elecciones hay mas encuestas que candidatos, y con pronósticos para todos los gustos. Algo queda claro, es mas probable que se cumpla el pronostico del Servicio Meteorológico Nacional que los pronósticos de la mayoría de las consultora de opinión. Como prueba de lo dicho, en las últimas elecciones tanto nacionales, como internacionales la mayoría de las consultoras de opinión se equivocaron. En mi opinión, las encuestas pagadas por los candidatos son una forma mas de propaganda que brinda argumentos a medios -también pagos- que instalan el resultado promocionado. Dicho esto, creo que el análisis político es menos preciso, pero da una mejor imagen de lo que ocurrirá en las próximas PASO.

El primer punto del análisis es el contexto del país y sus principales regiones. Aquí debemos señalar que la alianza Cambiemos tiene todo para ganar y poco para perder, sus representantes no formaron parte de la anterior elección de 2013, solo están presentes algunos legisladores de los partidos miembros como la UCR, ARI y PRO. La elección de 2013 fue polarizada entre el FPV y el Frente Renovador, quienes obtuvieron la mayoría de los votos, lo que deja pocos lugares pertenecientes a la alianza Cambiemos para poner en juego en esta elección; así cualquier resultado que le permita tener mas representantes, es ganancia. En ese sentido el FPV y el Frente Renovador, ahora Un País, son quienes mas representantes ponen en juego, y posiblemente quienes vean disminuida su representación. Posiblemente el escenario de las PASO en agosto y elección definitiva en octubre, tienda a reproducir el escenario de “elección-ballotage” aunque con muchas diferencias, la principal son las expectativas o mejor dicho la falta de ellas; después de octubre no cambia nada, el gobierno va a ser el mismo y el congreso no cambiará su estructura aunque si, parte de su composición. En esencia, el congreso no tendrá mayorías en diputados y se necesitarán 2 o 3 bloques para impulsar una iniciativa parlamentaria. El senado seguirá con mayoría justicialista, lo que le permitirá a los gobernadores “vender” su apoyo a las iniciativas gubernamentales, mientras evalúan que harán en 2019. Vemos que las PASO no cambiarán mucho el escenario real de la política argentina, y la gente lo sabe!!!


El segundo aspecto del análisis es el electorado, podemos decir que los principales escenarios donde se disputan resultados conflictivos son:
  • CABA, donde el PRO eligió a Carrió para justificar la alianza Cambiemos ante el pedido de interna de Lousteau. El escenario es favorable a Cambiemos, pero ante una resultado de las PASO, le abre la puerta a que Lousteau intente un “efecto ballotage” con la elección de octubre. En cuyo caso, concentraría sectores progresistas que no simpatizan con el PRO.
  • Buenos Aires, la provincia “inviable” del “Turco” Asís, donde Cristina Fernandez se equivocó en la batalla que tenía que pelear, el PRO se equivocó de estrategia electoral al erigir al FPV como rival a vencer y Massa quedó en una posición expectante con un caudal propio que le permitiría dar una sorpresa.
  • Córdoba, donde el gobierno de Schiaretti está haciendo bien las cosas y posiblemente gane la elección, ya que Cambiemos se presenta como una alternativa percibida como “porteña” para los electores cordobeses.
  • Santa Fe, donde la ausencia del “Midacci” Del Sel genera la falta de tracción sobre los sectores populares, dejando a los socialistas frente a un peronismo dividido entre los peronistas tradicionales y los pertenecientes al FPV.

El sector emblemático será la provincia de Buenos Aires, donde las buenas intenciones de la gobernadora Vidal, se vieron opacadas por la mala gestión de varios de sus funcionarios e Intendentes de Cambiemos. Hay cuatro fuerzas a considerar dos por que se traccionan mutuamente, una tercera que se mantiene a la expectativa y una cuarta que si bien está lejos del pelotón de punta, por razones históricas puede cambiar ciertas expectativas que se están tratando de instalar. Como dije, Cambiemos planteó equivocadamente que Cristina Fernandez era la alternativa que había que vencer, lo que elevó su intención de voto a caballo de los errores políticos y de gestión del gobierno. Cristina, que vio una oportunidad de recuperar el rol de principal opositor para aprovechar los problemas y errores de la gestión de Cambiemos. Este es el error de Cristina, si gana, las cosas no van a cambiar y la expectativa que genera su candidatura se frustrarán, lo que le quita apoyo para una eventual candidatura en 2019, si alguien la convenció que Macri puede salir eyectado del gobierno y Cristina quedar en la línea sucesoria, le vendió pescado podrido; lo pero fue que Cristina lo compró, ya que poniendo a Scioli podría haber mantenido su imagen si perdía y si ganaba lograba dos triunfos: instalarse para 2019 e infligir una derrota a Vidal, la máxima figura política de Cambiemos. La alianza Un país tiene un caudal electoral propio que podría aumentar si utiliza el “efecto-ballotage” principalmente a costa del voto peronista no kirchnerista, cuya expresión es Randazzo.

se pueden hacer algunos pronósticos para las próximas PASO:

  • La asistencia a las urnas será menor al 70% del total del electorado.
  • El FVP puede superar el 30% de los votos emitidos, si no hay “cambios de último momento” de algunos referentes territoriales, que en virtud del sistema electoral vigente, cuentan con un caudal significativo de voto cautivo.
  • Cambiemos será el principal ganador a nivel país, pero le será muy difícil ganar en provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.
  • Un país rondará el 20%, salvo algún cambio en la tendencia del voto peronista tradicional, que podría votarlo si sabe generar el “efecto-ballotage”.
  • El porcentaje de partidos que sumen el 1,5% requerido, será significativo (mas de la mitad de los que no citamos antes).

El lunes 14 veremos.


lunes, 7 de agosto de 2017

Me duele Venezuela

Resultado de imagen para venezuela
Perón concibió en los 50 el ABC (Argentina, Brasil y Chile) como eje de su política exterior, algo que contrastó con la política de acuerdos bipartitos con que manejó los acuerdos internacionales. En los 70, Perón reivindica la pertenencia al Tercer Mundo y a los No alineados, como alternativa a la incorporación la Guerra Fría que imperaba entonces. Perón concebía dos ejes en el Hemisferio Sur de Americana, uno septentrional basado en el ABC y otro centrado en el Pacto Andino. Si pensamos en la integración bioceánica el ABC constituía un instrumento estratégico imprescindible de apertura comercial. La integración de recursos mineros, energéticos y alimenticios, un mercado que permitiera la sustitución de importaciones con una dimensión para lograr economías de escala que le dieran sustentabilidad en el tiempo, me imagino que eran los ejes de esa estrategia de política internacional. En los 18 años que fueron del 56 al 74, la alineación de la política internacional Argentina con el “main stream” internacional dejó de lado ese proyecto, que no pude ser recuperado en los breves de su tercer mandato; y que fue definitivamente sepultado con la dictadura militar surgida en el golpe de 1976. Malvinas y el retorno a la democracia, en nuestro país y el surgimiento del mercado común europeo y otras uniones o alianzas comerciales, le permitió a Alfonsín y otros presidentes que recuperaban la democracia pensar un en un Mercado Común de América del Sur, pero su principal problema era el Pacto Andino.
El desarrollo del Mercosur con sus mas y sus menos durante los distintos gobiernos democráticos, avanzó y se consolidó en los países del sur, pero la influencia de EEUU en Colombia y Chile, limitaban la posibilidad de una integración mayor. Fue Chavez quien rompió con la estructura de división de Latinoamérica en 3 bloques (Mejico y el Caribe, los países del Pacto Andino y los países del Mercosur). Una estructura comercial y política que integrase toda América del Sur, sumando las capacidades de producción alimenticia, minera y petrolera, tiene un potencial económico significativo en el contexto internacional. Por supuesto que este proyecto, favorecía a China, que es la única economía con necesidad y capacidad de absorber la oferta de bienes de esta unión sudamericana.
Chavez y Correa, entendieron esto y por la afinidad ideológica de los presidentes Lula, Kirchner, Morales y Tabaré y/o Mujica, se creó un proyecto de Alianza Política que trascendía el marco comercial inicial. Creo que esta visión debe estar presente en cualquier análisis político que se haga de Venezuela desde otro país latinoamericano.
Dicho esto, el pueblo venezolano fue históricamente impulsor de independencia latinoamericana en las guerras por la independencia de España. Sus gobiernos y su proceso histórico, muestra analogías con el resto de los países de raíz hispánica, con guerras civiles, organización liberal de sus estados y una alternancia de procesos populares y golpes militares. La búsqueda de una estabilidad institucional de los últimas décadas llevó a Hugo Chaves Frías a la presidencia, donde impulso un proceso de distribución de la riqueza aumentando significativamente el IDH. Como todo proceso de raíz popular la desprolijidad y la falta de control produjo un descontento significativo de algunos sectores sociales, principalmente de los grupos sociales altos y medio alto. La muerte de Chavez produjo en cambio mas que significativo en el curso del proceso de la Revolución Bolivariana, ya que Maduro es una mala caricatura de Chavez que lejos de corregir los problemas que tenía Venezuela, los magnificó. La prueba palpable de ello es la reducción del IDH a los valores del inicio de la gestión de Chavez. Los problemas anteriores al chavismo volvieron y Maduro fue y es incapaz de darle solución, empeorando la situación social con represión e intentos de alterar el orden institucional.
Hoy vemos intentos por parte del gobierno de disimular la situación de Venezuela, mediante represión explícita y explícita, alteración del orden constitucional y sobre todo la militarización de facto del gobierno (Maduro actúa cada vez mas como vocero de un poder militar liderado por Diosdado Cabello). Una oposición que cae en la anarquía de la violencia ciudadana, con una expresión ideológica coptada por sectores liberales responsables de los problemas sociales que existían antes de Chavez y que llevaron a este al poder.
Así el pueblo venezolano lucha por su situación social y económica, no por una idea política. La oposición liberal brinda un soporte ideológico a la “bronca social”, aunque no represente los intereses de la gente. El gobierno reprime a la gente y a la oposición consolidando la idea que la dirigencia opositora al gobierno y la gente luchan por lo mismo. Las patéticas alteraciones del orden constitucional es la mayor expresión de la incapacidad de Maduro y el gobierno para superar una crisis originada en la caída del precio del petróleo, la muerte de Chavez y la falta de un desarrollo económico sustentable basado en sus reservas petroleras. Esto en un contexto regional donde el fracaso de los gobiernos de raíz popular y progresista, está llevando a la entronización de procesos políticos de liberalización económica, poco simpatizantes del proceso iniciado con Chavez.
Así, el pueblo de Venezuela que hoy está sufriendo una crisis económica que lo priva de los elementos indispensables de subsistencia, la falta de trabajos legítimos de producción de bienes, la represión por expresar su descontento y la alteración de su orden constitucional. Pero lo peor de todo es que su futuro no es mejor, si el gobierno logra mantenerse, las actuales condiciones solo podrán empeorar: y si cae el gobierno, la naturaleza de la dirigencia opositora, solo permite vaticinar que se volverá a la situación anterior al chavismo. Por eso me duele Venezuela, pase lo que pase solo puede estar peor.






sábado, 5 de agosto de 2017

Albert Einstein "El mundo tal como yo lo veo"

Resultado de imagen para einstein

Después de ver en facebook muchas frases sacadas de contexto sobre la opinión de Einstein, les trascribo el artículo completo de Einstein  Publicado por primera vez en Forum and Century, voL 84, p. 193-194, el número 13 de la serie "Forum Film actual". Incluido también en Living Philosophies (p. 3-7), Nueva York, Simon & Schuster.


¡Qué mala suerte la de nosotros los mortales! Estamos aquí por un breve período, no sabemos con qué propósito, aunque a veces creemos percibirlo. Pero no hace falta reflexionar mucho para saber, en contacto con la realidad cotidiana, que uno existe para otras personas: en primer lugar para aquellos de cuyas sonrisas y de cuyo bienestar depende totalmente nuestra propia felicidad, y luego para los muchos, para nuestros desconocidos, a cuyos destinos estamos ligados por lazos de afinidad. Me recuerdo a mí mismo cien veces al día que mi vida interior y mi vida exterior se apoyan en los trabajos de otros hombres, vivos y muertos, y que debo esforzarme para dar en la misma medida en que he recibido y aún sigo recibiendo. Me atrae profundamente la vida frugal y suelo tener la agobiante certeza de que acaparo una cuantía indebida del trabajo de mis semejantes. Las diferencias de clase me parecen injustificadas y, en último término, basadas en la fuerza. Creo también que es bueno para todos, física y mentalmente, llevar una vida sencilla y modesta.
No creo en absoluto en la libertad humana en el sentido filosófico. Todos actuamos no sólo bajo presión externa sino también en función de la necesidad interna. La frase de Schopenhauer «Un hombre puede hacer lo que quiera, pero no querer lo que quiera», ha sido para mí, desde mi juventud, una auténtica inspiración. Ha sido un constante consuelo en las penalidades de la vida, de la mía y de las de los demás, y un manantial inagotable de tolerancia. El comprender esto mitiga, por suerte, ese sentido de la responsabilidad que fácilmente puede llegar a ser paralizante, y nos impide tomarnos a nosotros y tomar a los demás excesivamente en serio; conduce a un enfoque de la vida que, en concreto, da al humor el puesto que se merece.
Siempre me ha parecido absurdo, desde un punto de vista objetivo, buscar el significado o el objeto de nuestra propia existencia o de la de todas las criaturas. Y, sin embargo, todos tenemos ciertos ideales que determinan la dirección de nuestros esfuerzos y nuestros juicios. En tal sentido, nunca he perseguido la comodidad y la felicidad como fines en sí mismos... Llamo a este planteamiento ético el ideal de la pocilga. Los ideales que han iluminado mi camino y me han proporcionado una y otra vez nuevo valor para afrontar la vida alegremente, han sido Belleza, Bondad y Verdad. Sin un sentimiento de comunidad con hombres de mentalidad similar, sin ocuparme del mundo objetivo, sin el eterno inalcanzable en las tareas del arte y de la ciencia, la vida me habría parecido vacía. Los objetivos triviales de los esfuerzos humanos (posesiones, éxito público, lujo) me han parecido despreciables.
Mi profundo sentido de la justicia social y de la responsabilidad social han contrastado siempre, curiosamente, con mi notoria falta de necesidad de un contacto directo con otros seres humanos
y otras comunidades humanas. Soy en verdad un «viajero solitario» y jamás he pertenecido a mi país, a mi casa, a mis amigos, ni siquiera a mi familia inmediata, con todo mi corazón. Frente a todos estos lazos, jamás he sentimientos que crecen con los años.
Uno toma clara conciencia, aunque sin lamentarlo, de los límites del entendimiento y la armonía con otras personas. No hay duda de que con esto uno pierde parte de su inocencia y de su tranquilidad; por otra parte, gana una gran independencia respecto a las opiniones, los hábitos y los juicios de sus semejantes y evita la tentación de apoyar su equilibrio interno en tan inseguros cimientos.
Mi ideal político es la democracia. Que se respete a cada hombre como individuo y que no se convierta a ninguno de ellos en ídolo. Es una ironía del destino el que yo mismo haya sido objeto de excesiva admiración y reverencia por parte de mis semejantes, sin causa ni mérito míos. La causa de esto quizá sea el deseo, inalcanzable para muchos, de comprender las pocas ideas a las que he llegado con mis débiles fuerzas gracias a una lucha incesante. Tengo plena conciencia de que para que una sociedad pueda lograr sus objetivos es necesario que haya alguien que piense, dirija y asuma, en términos generales, la responsabilidad. Pero el dirigente no debe imponerse mediante la fuerza, sino que los hombres deben poder elegir a su dirigente. Soy de la opinión que un sistema autocrático de coerción degenera muy pronto. La fuerza atrae siempre a hombres de escasa moralidad, y considero regla invariable el que a los tiranos de talento sucedan siempre pícaros. Por esta razón, me he opuesto siempre apasionadamente a sistemas como los que hay hoy en Italia y en Rusia. Las causas del descrédito de la forma de democracia que existe hoy en Europa no deben atribuirse al principio democrático en cuanto tal, sino a la falta de estabilidad de los gobiernos y al carácter impersonal del sistema electoral.
Creo, a este respecto, que los Estados Unidos han encontrado el camino justo. Tienen un presidente a quien se elige por un per- íodo lo bastante largo y con poder suficiente para ejercer adecuadamente su cargo. Por otra parte, lo que yo valoro en el sistema político alemán es que ampara mucho más ampliamente al individuo en caso de necesidad o enfermedad. Lo que es realmente valioso en el espectáculo de la vida humana no es, en mi opinión, el estado político, sino el individuo sensible y creador, la personalidad; sólo eso crea lo noble y lo sublime, mientras que el rebaño en cuanto tal, se mantiene torpe en el pensamiento y torpe en el sentimiento.
Este tema me lleva al peor producto de la vida de rebaño, al sistema militar, el cual detesto. Que un hombre pueda disfrutar desfilando a los compases de una banda es suficiente para que me resulte despreciable. Le habrán dado su gran cerebro sólo por error; Le habría bastado con médula espinal desprotegida. Esta plaga de la civilización debería abolirse lo más rápidamente posible. Ese culto al héroe, esa violencia insensata y todo ese repugnante absurdo que se conoce con el nombre de patriotismo. ¡Con qué pasión lo odio! ¡Qué vil y despreciable me parece la guerra!.
Prefiero que me descuarticen antes de tomar parte en actividad tan abominable Tengo tan alta opinión del género humano que creo que este espantajo habría desaparecido con mucho si los intereses políticos y comerciales, que actúan a través de los centros de enseñanza y de la prensa, no corrompiesen el sentido común de las gentes.
La experiencia más hermosa que tenemos a nuestro alcance es el misterio. Es la emoción fundamental que está en la cuna del verdadero arte y de la verdadera ciencia. El que no la conozca y no pueda ya admirarse, y no pueda ya asombrarse ni maravillarse, está como muerto y tiene los ojos nublados. Fue la experiencia del misterio (aunque mezclada con el miedo) la que engendró la religión. La certeza de que existe algo que no podemos alcanzar, nuestra percepción de la razón más profunda y la belleza más deslumbradora, a las que nuestras mentes sólo pueden acceder en sus formas más toscas... son esta certeza y esta emoción las que constituyen la auténtica religiosidad. En este sentido, y sólo en éste, es en el que soy un hombre profundamente religioso. 
No puedo imaginar a un dios que recompense y castigue a sus criaturas, o que tenga una voluntad parecida a la que experimentamos dentro de nosotros mismos. Ni puedo ni querría imaginar que el individuo sobreviva a su muerte física; dejemos que las almas débiles, por miedo o por absurdo egoísmo, se complazcan en estas ideas. Yo me doy por satisfecho con el misterio de la eternidad de la vida y con la conciencia de un vislumbre de la estructura maravillosa del mundo real, junto con el esfuerzo decidido por abarcar una parte, aunque sea muy pequeña, de la Razón que se manifiesta en la naturaleza.