domingo, 28 de mayo de 2017

Panorama Electoral: Elegir al rival es una decisión política..


Resultado de imagen para cristina kirResultado de imagen para massaResultado de imagen para randazzo


Hay gente que todavía cree en las encuestas, y que las tendencias son eternas, al igual que la intención de voto. Creo que muchos analistas políticos que basan sus opiniones en el comportamiento de la gente, las circunstancias coyunturales y la visión histórica, han acertado mas resultados electorales que grandes consultoras de opinión basadas en encuestas.
Antes de seguir me permitiré realizar una pequeña opinión sobre el sistema de estadísticas electorales, ya que la culpa no es del chancho sino del que le da de comer, así la estadística no es responsables de los malos resultados, sino de quienes la aplican. De las ramas de la estadística, la estadística inferencial puede predecir tendencias o resultados con un cierto margen de error, que suponen fundamentalmente, depende del tamaño de la muestra. Así cuanto mas grande sea la muestra (y mas caro hacerla) mejor será el resultado que se promete. Esto no es necesariamente cierto, si aplicáramos el estudio para determinar un hábito de consumo, el individuo encuestado difícilmente va a cambiar sus preferencias, salvo que algo muy importante suceda, pero la historia de los resultados electorales nos muestran un grado de volatilidad que supera cualquier certeza estadística. Por lo tanto, basar un pronostico sobre opiniones que son volátiles en un grado importante, no me parece que constituya un elemento para tenerlo en cuenta al tomar decisiones.
Aclarado el punto, me parece que un buen análisis de la conducta de los distintos grupos sociales permite un pronóstico, que aunque sea menos preciso, será mas exacto. Un ejemplo de la dicho fue la opinión de Michael Moore en EEUU pronosticando el triunfo de Trump en contra de todas las encuestas realizadas (las que pretendían una profecía auto cumplida y las que se equivocaron).
Retomando el tema de lo que pasa en estos pagos, el gobierno creyó que planteando una elección polarizada lograrían obtener mas votos de los que les daban las encuestas, forzando a los electores a votar “contra” y no “a favor de”. La elección del rival terminó favoreciendo al FPV, que de una intención de voto del cera del 20% paso a superar el 30%, todo gracias a quienes plantearon una elección que reprodujera el escenario del ballotage de 2015.
Primera lección que el gobierno debería aprender, es que no hay dos escenarios electorales iguales, nada asegura que ganando una elección hoy se vuelva a ganar mañana. Asimismo, los votantes no tienen un comportamiento homogéneo por mas que se los analiza por categorías. Por ejemplo, algunos analistas suponen que hay un núcleo de gente que votaba al Frente Renovador y planteando una escenario Cambiemos contra FPV tomarían partido por Cambiemos; cuando lo mas probable es que muchos simpatizantes del Frente Renovador que tiene su principal núcleo de adherentes en la provincia de Buenos Aires votaron a Cambiemos por miedo a que ganar el candidato del FPV. Ese voto también eligió a Cambiemos como alternativa así que casi la mitad de quienes en 2013 votaron por el FR votaron a Cambiemos en 2015 y es altamente probable que vuelvan a votar al FR en 2017.
Segunda lección es saber quienes nunca votarían por una opción electoral, porque establece “techos electorales”, que son mas probables que los “pisos electorales”. Así, hay gente que nunca votaría al FPV y gente que nunca votaría a Cambiemos; esos núcleos duros se pueden calcular restando a los votos obtenidos en la segunda vuelta electoral a los obtenidos en la primera vuelta. Así los votantes no simpatizantes del FPV que nunca votarían a Cambiemos son el 11% (tomando 48% del ballotage y 37% de la primera vuelta) y los votantes no simpatizantes de Cambiemos que nunca votarían al FPV son el 18% (tomando 53% del ballotage y 34% de la primera vuelta). Los votos para cada fuerza electoral no son relevantes en esta elección porque a pesar de los que se diga, no hay elección de gobernantes sino de representantes parlamentarios.
La tercera lección es que los votos no pertenecen a nadie y no son objetos transables. En buen romance, los votos que una opción electoral haya sacado anteriormente no necesariamente se repetirán en la próxima elección y un candidato que obtuvo una cierta cantidad de votos con un partido político no se llevará esos votos con él a otro partido, si decide irse a otro espacio político.
La última lección por ahora, es que los votos que se obtienen de electores muy diferentes se pueden perder por pequeñeces. Algo que sucederá en CABA con el PRO que no quiere realizar internas y eso forzosamente le hará perder votos.
Con estos elementos podemos hacer una análisis inicial del panorama electoral, el partido de gobierno, Cambiemos o mejor dicho el PRO y algunos aliados (ya que la alianza con la UCR y el ARI parece cada vez mas endeble) ha desarrollado una estrategia electoral que hasta ahora le dio pésimos resultados, ya que fortaleció mas a su rival que lo que se fortaleció el mismo. El riesgo de confrontar cuando no se tiene nada que perder, ya que la alianza Cambiemos no tenía legisladores hasta 2015 y ahora se renuevan los mandatos de 2013. La gestión de gobierno no favoreció a los sectores que mayoritariamente lo voto, o sea los sectores medios y medios-bajos, quienes son los que mas sufren la inseguridad laboral, la pérdida de poder adquisitivo y la inseguridad; esos sectores también son quienes tienen mayor volatilidad en sus decisiones electorales.
En estas circunstancias Cambiemos no podrá superar el 30% de los votos, el PJ si llegase a unirse, tendría un 35% del electorado y el Frente Renovador posiblemente supere el 25% recuperando los votos que fueron a Cambiemos, sobre todo en la provincia de Buenos Aires.
Mientras tanto podemos pensar en algunas cosas: en 2013 el FR obtuvo el 44% de los votos de la provincia de Buenos Aires y en 2015 polarización mediante el 20%, Cambiemos que no se presentó en 2013 obtuvo el 40% de los votos, esto haría pensar en un base del 24% de un voto volátil, pero netamente anti FPV. El FPV obtuvo en 2013 y 2015 alrededor del 35%, lo que posiblemente sea un techo que no puede romper a menos que cuente con parte del voto peronista, que no lo votó. En ese caso surgen dos preguntas ¿Es Cambiemos o Massa el mejor candidato para derrotar el FPV en la provincia de Buenos Aires? ¿Randazo es verdaderamente una alternativa a Cristina Kirchner o una quinta columna que la legitime para que el FPV pueda captar votos perdidos del peronismo?


Como dije en el título, es este escenario preelectoral elegir rivales es mas importante que elegir alianzas.

domingo, 21 de mayo de 2017

Después de un tiempo…


Resultado de imagen para imagen argentina hoy

Hace tiempo que me cuesta escribir sobre lo que pasa en Argentina, prefiero hacerlo sobre aspectos menos coyunturales o mas técnicos. Leí un proverbio árabe que decía que para interrumpir el silencio hay que decir algo que lo valga, quizás por eso mi silencio, ya dije lo que pasaría.
Con un año y medio de gestión, el gobierno de cambiemos no ha entendido que no puede dormir con el enemigo, su gestión no puede coexistir con funcionarios del gobierno anterior que están mas interesados en el fracaso de este gobierno que en atender las necesidades de la gente. Esto es algo que se suma a la tradicional incompetencia de los cuadros de segunda y tercera línea, a la insensibilidad sobre el impacto social de muchas decisiones.
Analizando por área a actual situación, vemos que contrariamente a lo que muchos esperaban la gestión política es la que menos problemas presenta, quizás debido a que la fragmentación que el Frente para la Victoria ha producido en el Partido Justicialista o al apoyo parlamentario de Frente Renovador. En lo político se destaca el diálogo con los gobernadores y lo negativo es la pésima comunicación y manejo de la imagen presidencial.
En lo económico, se eligió un ajuste de servicios públicos e impuestos en cuotas, endeudamiento externo para financiar el déficit fiscal, permitir ajustes de precios por sobre los niveles de inflación, aumentar la tasa de interés del BCRA y generar mucha obra pública. Esto generó un aumento de precios superiores a los incrementos salariales o de la inflación, en varios artículos sensibles para gran parte de la población. Los aumentos de los servicios públicos aumento los costos de producción de muchas Pymes, muchas de las cuales cerraron aumentando las cifras del desempleo. El aumento de servicios, impuestos y falta de infraestructura, crearon una estructura de costos para la economía argentina que le hizo perder competitividad, y solamente los comodities pudieron mantener su nivel de exportación sin poder generar valor agregado. Desde el consumo, la pérdida de poder adquisitivo de los sectores medios redujo el consumo de bienes manufacturados, esto también impactó en el consumo intersectorial reduciendo la actividad industrial.
Lo anterior expresa las contradicciones que tiene este gobierno, propone como solución a la actual situación, una reactivación por medio de la obra pública, inversiones, sinceramiento de los precios de servicios públicos, ordenamiento macroeconómico (inflación, déficit fiscal y balanza de pagos) y gradualidad en la aplicación de estas medidas. Pero, debido a la falta de balance entre medidas como el sinceramiento del costo de los servicios públicos, que tiende a disminuir el nivel de actividad económica y la implementación real (la ejecución de trabajos) de la obra pública, solo se generó merma de actividad económica. Debido al ajuste de parámetros macroeconómicos como la tasa de interés (como medio para bajar la inflación) generó una barrera de entrada a nuevos emprendimientos y por consiguiente mucha menor inversión. El uso de crédito externo, a menor tasa que el crédito interno, para financiar el déficit fiscal genero una sobreoferta de dólares que produjo un atrazo cambiario quitándole rentabilidad a actividades exportadoras y favoreciendo el consumo en el exterior. Esto muestra que, sin discutir si las políticas que se propusieron, la implementación de estas políticas no se realizó en forma correcta, lo que es un déficit de gestión.
En lo social, el gobierno incrementó las asignaciones presupuestarias, pero su ejecución no se realizó en tiempo y forma, generando descontentos y muchos problemas entre los sectores mas bulnerables. Se puede señalar la falta de instrumentación de planes de asistencia a las adicciones, la falta de contención efectiva a la violencia de género, el destrato que sufren los jubilados en su sistema de atención médica (PAMI), las falencias en el sistema de minoridad, entre otros. En ese contexto, la falta de soluciones efectivas potenció el reclamo de organizaciones sociales de carácter meramente clientelistas y oportunistas, quienes tuvieron argumentos para legitimarse y negociar con el gobierno la continuidad de su mediación social. Aquí se presenta otra de las contradicciones del gobierno, quien propuso terminar el clientelismo y terminó negociando con las mismas organizaciones sociales que se proponía erradicar.
La educación, la seguridad y el medio ambiente han seguido teniendo los mismos problemas sin resolver que han tenido la mayoría de los gobiernos en los últimos 30 años, ya esa por incapacidad o inoperancia. Aquí, no hay contradicción solo el incumplimiento de una promesa de cambio.
En este escenario se produce la renovación de bancas en el congreso nacional y en las legislaturas provinciales y municipales. Quien menos tiene que perder es el gobierno ya que su alianza electoral no participo de las elecciones legislativas de 2013 y cualquier n{umero de representantes que logre es ganancia; solo se interesan en mantener sus cargos algunos integrantes de la alianza de gobierno.
La estrategia del gobierno es mantener la polarización que el electorado tuvo en la anterior elección de 2015, pero la naturaleza de la representación que se elige es menos condicionante en un país con una larga tradición presidencialista. Por ello, la comunicación de Cambiemos busca presentar a esta elección como una continuidad de la anterior, invocando el riesgo que tendría en la gobernabilidad el no contar con un número de representantes significativo en el Congreso.
El Partido Justicialista no logra acuerdos que le permitan conformar una lista única como ha sido tradición en el pejotismo, y una elección interna tiene actualmente el riesgo de generar excluidos que puedan irse al Frente Renovador. El Frente para la Victoria, busca refugio en el Partido Justicialista porque su dirigencia carece de representación real y los sectores que mantienen una representación sectorial significativa reclaman una cuota de poder que muchos de los anteriores dirigentes no están dispuestos a darle.
El Frente Renovador está atrapado en su origen de opción intermedia entre Cambiemos y el PJ , la polarización que busca, tanto Cambiemos como el PJ podría dejar con una menor representación parlamentaria, ya que tienen una gran cantidad de legisladores que terminan su mandato. La estrategia de buscar una alianza con el GEN de Margarita Stolvizer, pretende crear una opción que abarque sectores moderados de izquierda y derecha para que la “Avenida del centro” tenga mayor capacidad de contención ideológica.
En estas elecciones la izquierda posiblemente aumente su representación legislativa, los partidos provinciales sean la opción mas votada en sus territorios, al igual que los partidos vecinales. La terna de los partidos con mas posibilidades: Cambiemos, el PJ y el FR tratarán de desplegar su estrategia de campaña lo mas cerca de las elecciones, limitándose por ahora a pagar encuestas que los muestren con mas posibilidades de las reales por aquello de la profecía auto-cumplida.



viernes, 30 de diciembre de 2016

Balance, resumen y esperanzas

Resultado de imagen para fin de año

Es fin de año y las cosas se acumulan, uno no tiene ganas de seguir trabajando y aumentan las ganas de tomarse unos días en la playa o las montañas. En mi caso empecé este artículo varias veces y siempre terminé pensando en otra cosa y así lo fui dejando hasta que pensé que publicarlo en el día de los inocentes podría ser malinterpretado. En fin, cuando termina el año las personas hacen un balance de como les fue, que hicieron y que dejaron de hacer, que cosas buenas y malas pasaron, y que habría que hacer el año próximo. Un análisis político de un año de gestión del actual gobierno no difiere mucho, que cosas hicieron y que no hicieron, como reaccionaron ante distintos eventos y que puede esperarse para el año próximo.
Que hizo el gobierno, podemos dividir sus acciones en cosas que hizo bien y cosas que hizo mal (Richelieu, por ejemplo, que decía que el bien que hizo lo hizo mal y el mal que hizo lo hizo bien). Para no generalizar dividamos los actos de gobierno en políticos, económicos, sociales y culturales, así en lo político podemos citar como positivo el diálogo con los gobernadores y la búsqueda de consenso parlamentario (algo que no podría considerarse un mérito, ya que el gobierno es minoría en ambas cámaras y sin consensos previos no puede legislar); como negativo el empecinamiento en que ciertas cosas se hagan de la manera en que el gobierno quiere, así surgieron designaciones de jueces de la corte por decreto, los aumentos de las tarifas de luz y gas, una reorganización del empleo público de la mano de despidos rápidos y disculpas lentas, proyecto de ganancias a contrapelo de los acuerdos previos y recortes en Ciencia y Técnica; estas medidas erróneas obligaron al gobierno a “recular en chancletas” como decíamos en mi barrio. Rescato como positivo que no se insistió en el error y se negoció la salida de estos errores. También se debe señalar que la mayoría de los errores se sustentaron en una interpretación legal de las medidas, interpretación que como todo hecho jurídico tiene dos interpretaciones opuestas; sin embargo las medidas consensuadas previamente no generaron conflictos.
También desde el análisis político, el gobierno tuvo errores estratégicos y el principal fue el abandono de la alianza parlamentaria con el Frente Renovador. Una alianza política siempre tiene un costo electoral, el gobierno repensó electoralmente su alianza con Massa ya que este crecía en las encuestas a medida que daba votos y correcciones en los proyectos de ley del gobierno. El sector en donde Massa crecía restaba algunos votos a la alianza de Gobierno y el radicalismo presente en Cambiemos propugnó por alejar a Massa y buscar apoyo en sectores del peronismo opuestos al FPV. Este error político se evidenció en la votación de las modificaciones del impuesto a las ganancias, donde el Frente Renovador votó por el proyecto del FPV en lugar del proyecto de gobierno. El error se aumentó al atacar a Massa y ubicarlo como líder de la oposición al gobierno, lo que le permitió a Massa posicionarse como candidato para liderar al Partido Justicialista sin haber hecho mada al respecto. Pero esto también plantea un problema electoral, ya que si Massa logra aglutinar solo una parte del PJ su caudal electoral lo convertiría en ganador de las próximas elecciones, lograría presencia en el senado y un mayor número de legisladores en Diputados y en legisladores de la Provincia de Buenos Aires. Así, por pensar electoralmente se debilitaron políticamente al perder un apoyo clave para lograr mayorías en diputados y ubicaron a Massa en una mejor situación electoral con vista a las próximas elecciones.
Otro error político fue el proyecto de reforma electoral, donde el gobierno se aferró hasta último momento a una opción tecnológica cuestionable y no negoció opciones mas viables, el gobierno no dio el debate tecnológico adecuado, subestimando la opinión que muchos dimos en las exposiciones en la Comisión de Asuntos constitucionales de la Cámara de Diputados. Así, tanto en redes sociales como en medios audiovisuales cobraron relevancia opiniones de “consultores” sin muchos pergaminos o inverbes fogoneros políticos, en lugar de verdaderos expertos como el director de informática de la UNLP, donde se utiliza el voto electrónico. También hicimos un aporte desde la Red Ser Fiscal escribiendo un libro sobre voto electrónico, pero no fuimos consultados por los medios y fuimos defenestrados en las redes por twiteros y blogeros anti voto electrónico. Se formó así, una base de “duda razonable” sobre el proyecto que permitió justificar el no tratamiento del proyecto de ley (hay que considerar que el Frente Renovador sufrió ya el robo de votos por parte del FPV y podría seguir sufriéndolo en las próximas elecciones, la izquierda como siempre no entiende nada pero vota en contra y el PJ es el beneficiario natural del fraude electoral, ademas de contar con feudos provinciales sustentados electoralmente de ese modo)
En lo económico, el gobierno tuvo como aciertos iniciales como una rápida cancelación del juicio de los Holdouts y la salida del cepo cambiario. La política de retracción del circulante mediante una tasa de casi el 30%, logró controlar el precio del dólar pero desalentó la inversión de sectores medios que enfrentó costos financieros, laborales y tributarios restringían los margenes de ganancia valores inferiores a la tasa de interés, con lo cual colocar capital a interés resultaba mas beneficioso que hacer una inversión productiva. Los grandes grupos económicos apoyaron al gobierno con alabanzas y elogios, pero de inversiones nada. La obra pública fue mas anunciada que ejecutada, prueba de ello los indicadores de ocupación en la UOCRA y la venta de cemento. El empleo cayó, la producción industrial cayó, el desempleo aumentó, el consumo cayó (mas por expectativas que por falta de dinero, como lo probó los volúmenes de ventas en las promociones tipo “black Friday” y el turismo de los fines de semana largos) y los indices de inflación promedio bajaron (lo cual es lógico, ya que en una economía con caída de actividad no hay margen para grandes aumentos de precios). La única buena noticia que puede dar el gobierno es que con indicadores que han caído tanto y algo de inversión, estos indicadores solo pueden mejorar; aunque la gente no note la diferencia hasta que la variación de los indicadores sea significativa.
La estrategia económica del gobierno de mantener el gasto social (política de subsidios, reparación histórica a jubilados, universalización de la asistencia social), apoyar la gobernabilidad con mayor distribución de los ingresos tributarios (sobre todo para lograr apoyo de los gobernadores en el Senado) y sostener el costo de la burocracia estatal, se ha realizado a costa de un aumento en el déficit fiscal, el cual se financia con endeudamiento externo. Este endeudamiento se verá dificultado en 2017 por las posibles medidas económicas que adopte EEUU con su nuevo gobierno y además pone una “espada de Damócles” en el crecimiento económico del país.
Solo el crecimiento de las inversiones productivas podrá generar un aumento de la actividad económica que genere empleo, impulse el consumo y aumente la productividad. Pero las inversiones externas esperan para ver si el gobierno puede garantizar una mínima estabilidad política, jurídica, social y económica; y las inversiones internas están muy condicionada con las estructuras de costos, la carga impositiva y laboral y la falta de infraestructura. Como ejemplo podemos ponernos en lugar de un inversor que quiera poner una fábrica, que requiera un suministro de energía importante; si este inversor ve que el gobierno no puede garantizar el suministro domiciliario de energía ¿que garantía tiene para su propio consumo?. Así el panorama del crecimiento económico, esta marcado mas por expectativas que por un conjunto de futuros eventos conducentes a ese crecimiento.
Desde el punto de vista social, no se aprecian mejoras significativas respecto a la situación anterior en cuanto a la pobreza, la exclusión y la marginalidad. La minoridad no cuenta con planes que cambien significativamente el futuro de la situación actual. El sector de la tercera edad ha recibido reparaciones económicas que a pesar de su significado, no cambian la realidad de los jubilados y pensionados (con cerca de $ 5.000 de ingreso, como hace para vivir una persona hoy en día); además en este sector se suma los problemas del PAMI que si bien debe reconocerse que fue muy mal administrado (podemos decir a ciencia cierta que hubo mas robo que mala administración), la actual administración no ha solucionado los problemas de mala o nula atención de sus afiliados, la falta de servicio por mora a los proveedores, etc.
La violencia es el fenómeno que mas abunda en todos los niveles de la vida social del país, en los espectáculos deportivos, en cualquier incidente de tránsito, y en general ante cualquier tipo de disputa por motivos pueriles, donde el nivel de violencia llegó a producir homicidios. En particular la violencia de género y la proveniente de las “hinchadas de fútbol”, han llegado a límites nunca antes alcanzados, mezclándose indolencia en el accionar policial y cuando no, complicidades. El avance del narcotráfico es quizás el mayor problema social, en donde no se han registrados logros significativos, e incluso no se ve ningún accionar que permita ver futuros resultados, mas bien se percibe una creciente inacción.
La delincuencia en palmaria convivencia con policías corruptos de todos los niveles, ha aumentado, han crecido numéricamente el número de homicidios, las fuerzas policiales naturales (las policías con jurisdicción territorial) no parecen capaces de controlar el delito y se recurre a fuerzas de seguridad cuya misión no es la específica de las policías territoriales y deben descuidar sus funciones primarias. Situación que plantea una continuidad con el accionar del anterior gobierno, quizás con pequeños matices y menor grado de corrupción.
La seguridad ambiental brilla por su ausencia, sin mencionar que el titular del área carece por competo de idoneidad en el tema, el sistema nacional de emergencias parece que delega en los cuerpos provinciales tareas como el control de incendios y la atención de catástrofes. La reglamentación de leyes ambientales sigue sin producirse. Claramente en este área, se continuó la inacción gubernamental del gobierno anterior.
El sistema de salud pública no ha repuntado como era de esperar, desde el ministerio no se formuló políticas públicas de salud. Solo se percibió una continuidad de los planes en marcha, los refuerzos de partidas permitieron disponer de los insumos básicos, pero las carencias de personal médico, de enfermeros calificados, la misma falta de infraestructura edilicia y tecnológica que signó al anterior gobierno, continuó en este año.
En cuanto al plano cultural, solo se exhibió cierta gestión coherente en el área de medios de comunicación estatal, pequeños conflictos mediante. De todos modos no hay un nuevo proyecto en marcha, solo una mejor administración de todo lo anterior, un criterio menos parcial en los contenidos y protagonistas (no del todo), un cuidado excesivo de lo políticamente correcto y una sutil autorreferencia.
Incluí al sistema educativo como parte del plano cultural, ya que la educación es la base de la identidad cultural de un país (o una Nación, o un pueblo); aquí los responsables a distinto nivel solo anunciaron medidas sin formular un plan educativo, solo buenas intenciones (aquí también políticamente correctas) ó medidas, pero no se concretó nada tangible, sobre todo teniendo en cuenta la profunda crisis que padece la educación. Aquí hay que reflexionar un momento, ya que la degradación del sistema educativo se produjo gradualmente desde el nivel pre-escolar, primario, secundario, terciario y universitario, cada nivel fue sufriendo una degradación reciente producto de las falencias de los niveles anteriores hasta llegar al nivel universitario donde existe una enorme la brecha entre los conocimientos requeridos para transitar una carrera universitaria y los niveles de conocimientos actuales. El problema se agrava constantemente pues del sistema terciario y universitario se realimentan sobre estos niveles y el nivel secundario. Aquí la mayor falencia del gobierno es no reconocer que se debe trabajar en un plan de contingencia y un plan de largo plazo. En la contingencia habría, por ejemplo, que universalizar el CBC universitario y extenderlo a los niveles secundarios y terciarios, ya que es preferible perder un año o dos y no una generación; estos CBC no solo deberían trabajar para nivelar los conocimientos requeridos en el nivel al cual pretenden acceder, sino para formar hábitos y conductas de estudio necesarias. Mas allá de esto, no se ha definido una política de educación con objetivos y metas, política que debería partir de acuerdos parlamentarios que la conviertan en una política de estado.
También es necesario lograr consensos que cambien ciertas pautas de conducta social que conducen a desvíos antisociales como la xenofobia, la homofobia, la intolerancia religiosa, la segregación social, etc. Estas pautas deberían regular contenidos de los medios de comunicación, donde estas y otras conductas patológicas son aceptadas o peor aún exaltadas.
Creo que poco deje fuera del análisis descriptivo, o al menos nada que impida hacer un análisis crítico de este año de gobierno donde se vio poco de cambio y mucho de diálogo, como crítica y halago a la gestión de Macri.
En lo particular, creo que el perfil “ceocrático” de la gestión de gobierno no logró los resultados esperados en cuanto a la eficacia de la gestión, y una de las causas (sino la principal) es el sistema de incentivos que se tiene en una empresa y que no se tiene en las áreas de gobierno. En el estado, los funcionarios políticos de segundo y tercer nivel no son mayoritariamente designados por la primera línea de funcionarios a cargo, y suelen responder a intereses diversos, careciendo muchos de ellos de las competencias e idoneidad requeridas para el desempeño de sus funciones; los empleados de planta permanente no tienen incentivos por mejorar o realizar bien su tarea, ya que gozan de estabilidad laboral. Así, un gran CEO rodeado de funcionarios que no comparten su forma de trabajo y empleados que no tienen siquiera el temor a perder su empleo, carece del mismo entorno en el cual ha demostrado ser exitoso.
También dentro de las conductas perniciosas del gobierno estuvo el negar su naturaleza tecnocrática, ya que muchos funcionarios intentaron convertirse en políticos sin tener las aptitudes, el conocimiento y la experiencia para ello. Hay formas de actuar que está en la genética de un ingeniero, y Macri como algunos de sus ministros lo son, pero tratan de comportarse como políticos y los resultados que obtienen no son los que hubieran logrado si hubieran utilizado un criterio ingenieril.
En esta gestión también se aprecia la ineficacia de los cuadros políticos de segundo y tercer nivel (cuando no del primer nivel), en parte por la carencia de la cantidad suficiente de cuadros técnicos del PRO, en parte por la necesidad de retribuir apoyos políticos cediendo áreas de gobierno a sus aliados y en parte por errores en las designaciones realizadas por las primeras líneas políticas. Esto tira para abajo cualquier avance que pretendan realizar e iguala la mecánica de la gestión con los gobiernos anteriores. Aquí se aplica la regla que dice que no puede obtenerse resultados distintos con el mismo método.
Algo que se aprecia en los funcionarios y legisladores de este gobierno, es el convencimiento de que todo lo que hacen está bien, aún cuando se equivocan y tienen que rectificarse. Peor aún, los responsables del error no lo asumen y tampoco reciben una sanción que envíe signos a otros funcionarios o legisladores sobre los costos de las equivocaciones.
En síntesis, el año de gestión no deja un saldo positivo, se lograron algunas cosas, se tardó muchísimo en re-ordenar la actual gestión a partir de la herencia de la anterior gestión y, no se cuenta con funcionarios competentes que muchas áreas (sobre todo en los niveles políticos inferiores). Se generaron conflictos innecesarios, se tomaron males decisiones políticas, se postergaron muchas medidas necesarias, se actúo con una “exagerada corrección política” y no se aplicaron criterio técnicos en muchas decisiones. Por ello si tuviera que calificar el año de este gobierno, le pondría un suficiente en el aspecto político, pero como ingeniero al presidente Macri lo haría volver a rendir a ver si mejora.
Creo que resumí lo mas importante de la gestión política de este año e hice un balance de ella, faltaría habar de la esperanza, pero la esperanza es lo último que se pierde así que: FELIZ 2017!!!!



lunes, 28 de noviembre de 2016

Hasta siempre comandante Castro


Resultado de imagen para fidel

Fidel Castro, fue controversial durante toda su vida, surgido de una familia acomodada, estudia en un colegio católico, pero abraza la lucha por los mas humildes y abandona la religión por el ideal del hombre sin dioses. Lo que no se le perdona al comandante Castro fue que triunfara, que consolidara un proceso revolucionario, que ese proceso lograra que el pueblo cubano tenga la tasa de mortalidad infantil mas baja, una tasa de analfabetismo casi cero, un sistema de salud y de educación de excelencia y un orden social envidiable. Tampoco se le perdona la intolerancia, la violencia revolucionaria, la supresión de libertades y su participación en procesos revolucionarios donde poco y nada contribuyó a mejorar la situación existente (la guerra de Angola y la formación de grupos guerrilleros latinoamericanos por citar algunos casos). Tampoco de dice que Cuba soportó el mayor bloqueo económico de la historia del capitalismo.
Creo que Castro atravesó al menos tres períodos desde que inició su escalada revolucionaria: el período revolucionario, el proceso de consolidación de la revolución y el nuevo orden establecido. La primera etapa es donde la lucha revolucionaria ocupa en centro de la acción y donde se dan alguno de los hechos que mas se le critican: los fusilamientos y la violencia contra los opositores, hechos enmarcados en la lucha contra las fuerzas del dictador Batista y otras fuerzas opositoras. En este período que dura hasta después de la crisis de los misiles, hay un primer momento donde el proceso revolucionario contaba con la simpatía de EEUU y muchos países de occidente, ya que la dictadura de Batista tenía connotaciones similares a los fascismos europeos y la participación de partisanos comunistas durante la segunda guerra mundial todavía era vista con buenos ojos. El comienzo de la guerra fía y la lesión a algunos intereses estadounidenses cambia la posición de EEUU hasta llegar al apoyo a la fracasada invasión de Bahía de los Cochinos. Esto obliga a Cuba a tomar partido por el bloque soviético, adhesión que nunca fue total y tampoco benefició mucho al gobierno cubano.
Después de la crisis de los misiles, Cuba logró una cierta “pax militari”, que le permitió volcarse a la consolidación del proceso revolucionario en la isla, la principal oposición surge de quienes no adhieren al modelo comunista y se desata una persecución ideológica menos sangrienta, pero no por ello menos violenta. Aquí, EEUU desata el bloqueo comercial en términos que tenía con otros países integrantes del bloque soviético, este bloqueo limita y dificulta el proceso de desarrollo económico (hasta en el comunismo hay desarrollo económico, solo que no hay capital priovado). Esta etapa dura hasta la caída del muro de Berlín y la desaparición de la URSS.
En este nuevo período, Cuba sufre los problemas de la falta de bienes manufacturados y suntuarios, y quienes gozaban de educación y salud aspiraban a acceder a nuevos y mejores bienes de consumo. La batalla era cultural, frente al consumismo capitalista, la sobriedad comunista perdía día a día adherentes y el reclamo del acceso a mas y mejores bienes ganó terreno en la sociedad cubana. También se exhibía una sociedad con una casi nula mortalidad infantil, una tasa cero de analfabetismo, altos indices de acceso a la educación superior y un muy buen sistema de salud. Me permito insertar una nota de color, Michael Moore lleva a Guantánamo para que los traten, a un grupo de bomberos americanos que sufrían diversos problemas de salud a raíz de haber participado en el 11-9, ya que el sistema de salud americano no los cubría. Obligado a ir a Cuba, Moore busca a un cuerpo de bomberos cubanos que reciben a sus camaradas americanos como héroes y les tramitan su atención médica en los hospitales cubanos. En esta etapa, la violencia política es muy poca, pero el desencanto con la situación económica de muchos cubanos fuerza una emigración clandestina hacia las costas de EEUU.
La apertura que se genera cuando Fidel Castro abandona el poder debido a su enfermedad, la re-apertura de relaciones con el gobierno de EEUU, el nuevo escenario político y económico global y el cambiante escenario internacional pondrán a prueba si Cuba logró consolidar realmente un sistema cultural, político, social y económico.
Pero mas allá de esas consideraciones Fidel Castro fue el principal protagonista del proceso cubano de los últimos sesenta años, con sus logros y sus defectos. En mi caso particular, si me dijeran que a cambio de ir preso no habría mas un niño que muriera por causas evitables, no habría mas analfabetismo, casi no habría delito en la sociedad, los enfermos tendrían donde atenderse y curarse; no dudaría un segundo en ir cantando al calabozo.

Hasta siempre compañero Fidel !!!!!!

PD. Cierta ves le preguntaron a Perón por Fidel, el dijo que era un gran gobernante. Le recordaron que Castro era comunista, a lo que el general respondió con una gran sonrisa: “No se si Castro es comunista, lo que no me cabe ninguna duda es que es cubano”








domingo, 6 de noviembre de 2016

El mal ejemplo de E.E.U.U


Resultado de imagen para elecciones de EEUU


En realidad los Estados Unidos, nunca han sido un buen ejemplo de nada si sostenemos un conjunto de valores éticos y morales, pero no es mi intensión hablar ahora de historia, sino hacer un breve comentario sobre las próximas elecciones en el país del norte.
Existe una simetría entre lo que ocurrió en Argentina en las últimas elecciones y lo que está ocurriendo en E.E.U.U, hay una confrontación entre la vieja clase política y un emergente que no pertenece a la clase política tradicional. Algo que ocurrió aquí, se plebiscitó entre un político perteneciente al partido gobernante y político emergente del mundo empresarial. Aquí la decisión de la población se inclinó por la emergencia, que no se impuso por sus méritos, sino por las falencias de una clase política que ha llevado al país a una situación de inseguridad, aumento de la pobreza y decadencia cultural.
En E.E.U.U se elige entre una opción que representa a una clase política que ha fracasado en sus promesas electorales, como el medicare, el retiro de tropas de los lugares de conflicto, la agenda social (en Estados Unidos, los excluidos no figuran en las estadísticas) y otra opción emergente que si bien no pertenece a la clase política no constituye una alternativa superadora, mas por las pésimas características del candidato, que por su programa político.
Los que han elegido presidente en EEUU son las grandes cadenas informativas, las cuales siempre han preferido a un candidato demócrata que a un republicano, y este candidato republicano les ha dado material para llenar espacio y tiempo criticándolo. Así muchas opiniones de analistas políticos han sido relegadas frente a otros (cualquier similitud con Argentina queda a discreción del lector), las encuestas (que casi siempre se equivocan) muestran empates técnicos (menos del 2% de diferencia) y las opiniones de expertos, casi siempre son sesgadas.
Algo que no se muestra mucho es como es el humor social de los norteamericanos, hay un creciente desempleo por la pérdida de competitividad de muchas empresas frente a empresas de otros países, hay una pérdida de calidad de vida en términos de acceso a la salud, a la educación, a empleos de calidad, a la vivienda própia, etc. Algo que no puede menos que relacionarse con las políticas de los últimos años.
Algo en lo que tampoco se ha hecho mucho énfasis es que la candidata demócrata surgió electa candidata con la sospecha de fraude frente a un candidato socialista.
En síntesis, una candidata demócrata representando a una clase política desprestigiada, un candidato republicano representado una emergencia grotesca. Los norteamericanos no elegirán el mejor candidato, elegirán por tradición (voto demócrata o voto republicano) y ese voto será en su proporción mas cercano a lo que digan las encuestas, pero habrá un voto bronca (voto contra la clase política y voto contra un candidato grotesco) que muy posiblemente favorezca al candidato republicano, por lo que, en lo personal creo que los republicanos lograrán ganar la próxima elección, salvo que medie el fraude algo bastante frecuente en la historia de EEUU, cuando los números son muy similares.


Como alguien habrá observado no utilicé los nombres propios de los candidatos, ya que los presidentes norteamericanos están bastante acotados en su poder de decisión y si alguno desea cambiar esto, siempre habrá un Lee Harvey Oswald que ponga las cosas en su lugar.

Educación Divino Tesoro

Resultado de imagen para educacion


La evaluación que se ha hecho sobre educación, ha generado un debate que me parece patético. Por un lado el gobierno enarbolando banderas de eficiencia, buscando evaluar algo que ya está evaluado por un sinnúmero de investigadores, institutos e incluso con otras evaluaciones como la PISA, en otras palabras proclama la búsqueda de eficiencia, pero gasta para tener un diagnóstico que muchos ya tienen, y que no le costaría nada. Por otro lado, una oposición cerrada que busca cualquier cosa para criticar al gobierno, utilizando cualquier argumento, desde algunos razonables, hasta otros ridículos.
En definitiva todos pretenden que se llegue tener una educación de calidad, pero en esta discusión lo único que queda en claro, es que a nadie (gobierno y oposición) les interesan los chicos, solo hablan mirándose al ombligo y pretendiendo que se haga lo que ellos piensan que debe hacerse, no lo que se necesita.
Habiendo dejado en claro que una ves mas estoy contra lo que piensan los funcionarios del gobierno, los representantes de la oposición, los sindicalistas, muchos periodistas y otros tantos opinadores mediáticos; me voy a auto referenciar, para aclarar por que opino: soy producto de la educación pública, gracias a una universidad del estado obtuve un título de grado, una maestría y un doctorado; soy docente desde 1980, docente investigador desde 1994, y desde 2007 soy parte de un grupo que trabaja en economía de la educación; publique mas de 10 trabajos sobre educación y escribí un libro sobre educación universitaria, entre otros trabajos. A pesar de todo esto, no me considero un experto, sino alguien con autoridad para hablar de educación.
Así, que mas que decir que opino, voy a decir que cosas no me gustan de las distintas posiciones que escucho y leo en estos días.
Primero, se habla del rol de la escuela en la educación de los niños, cuando la escuela no debe educar, debe enseñar, la educación es una función indelegable de los padres. Aunque a muchos, les resulte mas cómodo trasferirle esa responsabilidad a la escuela. Si una familia no le enseña valores, responsabilidad y pautas de comportamiento a un niño, la escuela no tiene las bases para llevar adelante el proceso de enseñanza. En las instituciones educativas el establecimiento de pautas de comportamiento común (ya sea por consenso o por disposición ministerial) requiere el conjunto de educandos posean un mínimo común de pautas ya establecidas desde las familias, sino no puede generarse una convivencia que persiga el objetivo de aprender.
Segundo, el docente no enseña, es el alumno el que aprende en un proceso único e individual. El rol del docente es presentar el nuevo conocimiento, motivar el proceso de aprendizaje, ayudar al alumno en su proceso de adquisición del conocimiento y evaluar si el alumno lo ha logrado. Suelo usar como ejemplo el proceso de aprender a nadar, el profesor presenta la técnica de como nadar, motiva al alumno a que intente hacerlo, le corrige los problemas que advierte que puede tener el alumno y por último, cuando evalúa que el alumno puede nadar solo y sin problemas, termina su tarea. Esto puede trasladarse a cualquier otro conocimiento que pretenda enseñarse, ya que siempre será el alumno quien deba aprender por si mismo con dedicación y esfuerzo. El grado de dedicación y esfuerzo dependerá de las condiciones naturales del alumno, el profesor solo puede lograr mayor o menor dedicación del alumno, detectar los problemas que este tenga e indicarle como superarlos; pero lo que no puede hacer el profesor el nadar por el alumno. Aquí es donde se produce uno de los conflictos actuales, en la evaluación, si el alumno puede nadar sin correr riesgo de ahogarse, se cumplió el objetivo, pero si no puede hacerlo no aprendió a nadar y debe continuar hasta que lo logre, lo cual no debe ser un problema, ni para el alumno, ni para el profesor. Pero como pareciera que todo depende el profesor, se carga la responsabilidad sobre este, si el alumno no practica (por falta de responsabilidad), si no sigue las instrucciones del profesor (pauta mínima de conducta), existe un problema que no puede ser resuelto en el ámbito educativo.
Tercero, la enseñanza primaria y secundaria (estamos en claro que no es educación) debe tener objetivos comunes a todo el país y particulares de cada región. No puede pensarse una Nación sin una mínima identidad en común, que es la que se construye en las escuelas, esa identidad se construye solo a partir del conocimiento del lenguaje, la historia y la cultura, sino de la ciencia y la técnica, y no para crear un obrero, un empleado, o un profesional, sino para formar un ciudadano partícipe de su entorno, su país y el mundo, en el tiempo en que le toque vivir. Esto, quizás resulte difícil de explicar, hoy en día la identidad de un ciudadano también se construye desde la tecnología, quien no pueda manejarla, puede saber otras cosas pero se verá relegado frente a otros, y la educación habrá fallado en su misión que es poner a todos los educandos en igualad de conocimientos y preparación para que desarrollen su máximo potencial como personas.
Cuarto, parece que existe una división entre “tecnofilia” y “tecnofobia”, discusión bastante inútil, ya que no se puede negar que la tecnología es un medio que facilita la enseñanza, pero no reemplaza la planificación, el análisis de contenidos, la visión crítica, el seguimiento del alumno, etc. La tecnología facilita el acceso a la información, no al conocimiento, facilita el acceso a contenidos educativos, no construye “per se” educación. Es inevitable el uso de tecnología, pero no puede enseñarse solo con tecnología. Este equilibrio es lo que falta en el debate que se presenta en los medios, los que para colmo ponen en igualdad de opinar a un idóneo frente a un erudito, confundiendo mas a una población mas preocupada por la seguridad o por su situación económica.
Quinto, nada puede construirse sin un sistema de valores, si la educación es un valor importante en una sociedad, se la debe priorizar por sobre otras cosas. Una sociedad que ahorra para que sus hijos vayan a Disney, pero no pagan educación de calidad, es una sociedad a la que no le interesa la educación. Encuestas sobre como ven los padres la educación de sus hijos no reflejan la crisis educativa que estamos atravesando, ya que los padres ven a las escuelas como guarderías de sus hijos a las cuales transfieren sus obligaciones de educarlos, alimentarlos y darles ejemplo.
Por último, quiero enfatizar que la educación es un proceso que requiere educandos con un mínimo de condiciones, educadores preparados, infraestructura edilicia, infraestructura de medios educativos (una netbook por si sola no sirve), contenidos que integren realidades globales, nacionales y regionales, apoyo y compromiso parental y social, apoyo y compromiso político. La mera observación de la realidad educativa argentina nos muestra lo lejos que estamos de poder superar esta crisis y lograr que el sistema educativo sea el motor de las mejoras sociales, económicas y culturales, como alguna ves lo fue.